La Cía. Disparate Teatro y su Ciclo de Corral de Comedias.

La Cía. Disparate Teatro ha inaugurado este verano un ciclo de Corrales de Comedias, tratando de convertir escenarios con encanto en improvisados Corrales de Comedias por un breve espacio de tiempo. Este ciclo se pone en marcha para tratar de recordar los inicios del teatro y de esta manera acercar al público a los mismos. La inauguración ha sido en la Casa Palacio de la localidad de Mairena del Alcor, para posteriormente ir trasladando el espectáculo a otras localidades.
El espectáculo con el que se inicia este Ciclo es “Cigarreras de Sevilla”, la versión más disparatada y divertida de una de las leyendas más famosas de Sevilla. Esta obra de Merimëe tiene numerosas versiones, pero siempre desde puntos de vista más trágicos. Con esta versión, más fresca y cómica, la compañía pretende captar para el teatro a todo tipo de públicos.
En su origen, los corrales de comedias eran verdaderos patios interiores de casas, en los que se había levantado un tablado (el escenario) y cuyos espacios se aprovechaban para alojar a un público variado. La sala carecía de techo y sólo un toldo protegía del sol. La ausencia de telón condicionó la representación: había que recurrir a otros procedimientos para avisar a la audiencia de que comenzaba la representación: ruido inicial, música…
Los primitivos corrales de comedias se ampliaron interiormente, según se hizo preciso crear espacio para alojar al público. Su estructura sólo permitía crecer verticalmente, y se fueron añadiendo pisos a los ya existentes.
Los corrales de comedias surgen en 1579 y suponen la estabilización de la práctica teatral, pues ésta abandona el espacio de la calle para recluirse en arquitecturas fijas. Los primeros y principales corrales de Madrid fueron el Corral de la Cruz y el Corral del Príncipe, ambos recibieron sus nombres de las calles donde respectivamente estuvieron situados.
¿Te has preguntado alguna vez cómo se divertía la gente en el siglo XVII? ¿En qué ocupaban su ocio? En esa época no había radio, televisión, ni ordenadores. Tampoco existía el cine y sólo sabía leer un porcentaje mínimo de la población. Sin embargo, el teatro era un espectáculo de gran popularidad. Los corrales de comedias, que eran los locales donde se representaban las obras, se convirtieron en punto de encuentro y reunión para gente de todas las clases sociales.
El Corral del Coliseo es un antiguo corral de comedias del siglo XVI. Situado en la C/Alcázares de Sevilla, cerca de la Plaza de la Encarnación, hoy es un edificio de viviendas. Otros corrales de Sevilla fueron las Atarazanas, el del Conde, San Pedro, Don Juan, de la Alcoba o el recién maquetado virtualmente por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ( http://www.juntadeandalucia.es/cultura/rutasteatro/es/02_05.html).

Os dejamos con un video sobre los antiguos Corrales de Comedias:

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s